Una visita al Castillo de Praga

Creado por Robin Jú el 6 febrero de 2014

Coronando un risco bañado por el rio Moldava, el Castillo de Praga se hace visible desde los principales puentes de la ciudad. Esta fortaleza del siglo IX, es un puzzle compuesto por varios edificios de diferentes estilos que encajan de una forma tan curiosa, que no te puedes ir de la capital de Bohemía sin visitarlo.

Castillo de Praga

Subiendo por Mala Strana desde el puente de Carlos llegas a Hradcany, el barrio al que da nombre el Castillo (Pražský Hrad). Desde el exterior no consigues hacerte una idea de la estructura y dimensiones del interior.

Castillo de Praga

A medida que avanzas descubres palacios, edificaciones pertenecientes al antiguo castillo, una basílica, una catedral, un convento, viñedos y dos inmensos jardines, el real de estilo renacentista y el del sur.

Castillo de Praga. Catedral de San Vito.
Para no alargar mucho la entrada y sin querer desmerecer el resto del complejo, os voy a hablar de los tres rincones que más me gustaron de la visita que hicimos. Empezamos por…

La Catedral de San Vito (Katedrála sv Vita).

Castillo de Praga. Catedral de San Vito.

El templo más grande de la ciudad, lugar donde se celebraron coronaciones de reyes y mausoleo de soberanos, obispos y nobles, tiene una curiosa historia.

Inicialmente fue una iglesia románica fundada en el año 925 por el príncipe Vaclav. Un siglo después, en 1060, se transformó en una basílica de tres naves y dos campanarios. En ese periodo se creó el obispado de Praga y se fundó el cuerpo de canónigos, que más tarde se convertiría en una institución cultural y administrativa muy importante en el reino.

Castillo de Praga. Catedral de San Vito.

En 1344, Carlos IV decide construir una catedral gótica. De esos años son la capilla mayor , la famosa Capilla de San Wenceslao, el Portal de Oro y la parte inferior de la torre principal.

Y aunque os pueda parecer increíble, tuvieron que pasar casi 600 años para poder ver el templo finalizado y consagrado. Mientras se iban haciendo algunas obras. Por ejemplo, en la época renacentista, el campanario principal fue coronado con un casco de ese estilo y se construyó el coro de música. También se cerró de forma provisional la fachada.

Castillo de Praga. Catedral de San Vito.

Esta circunstancia le dota de una mezcla de estilos que creo que enriquece el conjunto. Los habitantes de Praga tuvieron que esperar hasta la segunda mitad del siglo XIX para ver como se iniciaban las obras definitivas que concluirían la construcción de la Catedral. Primero se tuvo que reparar lo levantado siglos atrás, para después finalizar el templo en estilo neogótico.

Castillo de Praga. Catedral de San Vito.

De todos los rincones del templo, creo que uno destaca sobre los demás…

Castillo de Praga. Catedral de San Vito.

La tumba de plata de San Juan de Nepomuceno, del que os hablamos en una entrada anterior. Este santo era el confesor de la reina de Bohemia y se negó a romper el voto de secreto de confesión, por lo que fue martirizado por el rey Wenceslao IV de Luxemburgo y arrojado al Moldava metido en un saco desde el Puente de Carlos. Cuenta la leyenda que en ese lugar aparecieron 5 estrellas bailando en la superficie, por esta razón su figura se representa con un halo estrellado…

Castillo de Praga. Catedral de San Vito.

También me llamo la atención una estatua de un minero de Kutná Hora del siglo 18 en un pilar del oratorio real

Castillo de Praga. Catedral de San Vito.

Al salir, contemplas la torre sur de la catedral en su máximo esplendor. De 90 metros de altura,  puedes subir si no te dan miedo los 287 escalones que te llevan hasta arriba. Como el resto del edificio, se edificó varias veces.  La primera torre es del siglo XIV y fue posteriormente reconstruida en los siglos XVI y XVIII. Allí está instalada la campana más grande de la República Checa, y tiene hasta nombre, Zikmund.

Castillo de Praga. Catedral de San Vito.

En esa misma plaza encuentras el complejo de edificios que forman el antiguo palacio real, convertido ahora en museo.

Castillo de Praga

Qué buenos recuerdos me trae este lugar…

Castillo de Praga

Basílica de San Jorge (Bazilika a klášter sv. Jiří)

Nuestra segunda parada es la Basílica de San Jorge. Del siglo X, es un precioso edificio románico, que alberga las tumbas de la dinastía Premyslidas (Přemyslid), los antiguos gobernantes de las tierras checas. Un incendio en el siglo XII casi lo destruye por completo. Podéis encontrar allí también un antiguo convento que ahora es sede del Museo Nacional de Arte Checo.

Castillo de Praga. Basílica de San Jorge.

También podéis encontrar a “Brigita” , una estatua de piedra del siglo XVI que es una alegoría de la vanidad y que está en la cripta de la basílica. Su nombre proviene de una leyenda.

Cerca de la basílica vivía una pobre viuda con su hija Brigita. Ella una bella mujer de la que se enamoró un escultor italiano que trabajaba en el castillo. Decidieron casarse y el se tuvo que ausentar un tiempo, prometiéndole ella fidelidad durante su ausencia. Cuando regresó, preguntó a todos los vecinos y una mujer celosa acusó falsamente a la viuda de haber engañado a su prometido. El decidió vengarse y mató cruelmente a Brigita, la hija, y la enterró. Unos meses después el cuerpo fue descubierto, el italiano fue declarado culpable y  condenado a muerte. Él escultor  pidió un poco de tiempo con el fin de hacer una obra de la niña. Algunos cuentan que fue indultado después de crear una hermosa escultura, otros dicen que fue ejecutado… 

Castillo de Praga. Basílica de San Jorge.

Callejón del Oro (Zlatá ulička)

El callejón de oro se creó después de la construcción del muro norte del Castillo. En el se instalaron una serie modestas viviendas, habitadas por los sirvientes del castillo, orfebres (de ahí probablemente su nombre] y los tiradores del castillo.

Castillo de Praga. Callejón del oro.

Fueron ocupadas hasta la Segunda Guerra Mundial, y como curiosidad Franz Kafka vivió desde 1916 hasta 1917 en la casa N º 22.

Castillo de Praga. Callejón del oro.

Para finalizar la visita, no se me ocurre nada mejor que estas vistas del Puente de Carlos y de la ciudad vieja que podéis disfrutar en el Castillo…

Castillo de Praga

Aprovechando que el post va de castillos, os dejo con una canción de Beverley Craven…

Puedes descubrir en el blog otros lugares de Praga o leer nuestras entradas sobre Chequía.

Si te ha gustado la entrada puedes seguirnos por las siguientes redes sociales:

o Suscríbete por email para recibir las actualizaciones

Web de interés:

Castillo de Praga – Web oficial

País: Chequía. (Cap.: Praga)

Forma de Gobierno: República

Superficie total: 78.866 km2

Población: 10.220.991hab (129 hab/km2)

Idioma oficial: Checo

Gentilicio: Checo -a

Moneda: Corona Checa

Zona horaria: UTC +1

Hora de verano: UTC +2

Esperanza de vida al nacer: 78 años

Emisiones de CO2 (ton mét percáp): 10,3

 

(Fuente: bancomundial.org y wikipedia)

Música

“Castle In the Clouds” (Beverley Craven).Video de BeverleyCraven1.

Frase

"Todo esto hizo de Praga, en su maravillosa belleza, una ciudad llena de fantasmas y encantamientos, y la convirtió en el símbolo de los huecos y las sombras que tiene la vida, y sobre todo de la nostalgia..." - Claudio Magis

Fotos

Castillo de Praga” colección de fotos por Robin Jú. Todos los derechos reservados.

Blog recomendado

Mi paseo por el mundo

Cristina tiene una forma de escribir sencillamente increíble y lo combina con una serie de fotos que me encantaría poder hacer. Es un blog de viajes distinto y de mucha calidad. Deberías pasarte, no te defraudará.

  • Pingback: Bitacoras.com()

  • Mi Álter Ego

    Praga es una de mis eternas visitas pendientes. A ver cuándo me animo… Me ha encantado la historia de las estrellas flotando en el agua, aunque la estatua de Brigita me ha dado bastante mal rollo. Menudo homenaje le hizo el tío. Eso es ser rencoroso… Jajaja. Besotes!!!

    • http://www.robinju.com/ Robin Jú

      Pues te van quedando pocas excusas, con tiempo seguro que encuentras vuelos baratos y puedes encontrar alojamientos que están muy bien. La comida tampoco es cara, vamos que vete ya, jajaja. Si algo de rencorcillo había… Un besote

  • Carmen

    Lo visité hace un par de años y me enamoró y eso que había taaaanta gente que cuando entramos en la catedral y giramos alrededor de la tumba de plata se formó un tapón y a la gente le empezó a entrar los nervios y estuvimos allí un poco agobiados. Aún así, el recuerdo es maravilloso. Moraleja: No viajar a primeros de Agosto.
    Un saludo

    Carmen

    • http://www.robinju.com/ Robin Jú

      seguro que la mitad eran españoles y escandalosos, jajaja. Nosotros estuvimos creo que a finales de septiembre. Hacia buen tiempo y no estaba para nada masificado. Buena moraleja, Carmen, pero creo que Praga es bonita con o sin gente. Un abrazo

  • Maria

    Yo disfruté muchísimo cuando visité el Castillo de Praga. Cada rincón era genial. Me encantó!!

    • http://www.robinju.com/ Robin Jú

      Tiene un encanto especial, como toda la ciudad. Un saludo María…

  • Pingback: Jazz en el Puente de Carlos, Praga()