Viajando en el Winnipeg con Pablo Neruda…

Creado por Robin Jú el 21 abril de 2010

Siempre me ha fascinado la forma que tenemos de comportarnos en situaciones límites, como pueden sacar lo mejor y peor de nosotros. Tal vez por eso me gusta leer historias ambientadas en la guerra y en las consecuencias que origina posteriormente. Pero especialmente me interesa leer relatos de nuestra guerra civil.

Se consiguen descubrir miles de pequeñas historias que en los tiempos que corremos deberían de ser conocidas por todos. Siempre he pensado que para curar heridas antes hay que limpiarlas, sin rencor ni reproches, pero afrontando nuestro pasado.

En una de ellas aparece uno de mis escritores favoritos, Pablo Neruda. A él y a Lorca le debo el amor por la poesía y algunos poemas furtivos que hace más de diez años empecé a escribir y se perdieron en alguna mudanza…

viajando-el-winnipeg-pablo-L-aiyrBF

Con el final de la guerra, miles de personas del bando republicano, ante la represión del régimen franquista y el miedo a ser considerados culpables de delitos contra el estado, optaron por exiliarse en Francia. Algunos tuvieron suerte y reanudaron su vida de una forma próspera. Otros, sin embargo fueron recluidos en campos para refugiados del sur de Francia, en unas condiciones de vida miserables y con la amenaza de ser deportados a España por el régimen colaboracionista de Vichy

viajando-el-winnipeg-pablo-L-W697cJ

En aquella época Pablo era cónsul especial para la inmigración española en París del gobierno chileno presidido por Aguirre Cerda y al comprobar la situación decide actuar, ayudado por un gran número de amigos intelectuales y los miembros del gobierno de su país, con mención especial para el ministro Abraham Ortega.

La idea era contratar los servicios de un barco, un carguero, adaptarlo para poder contener el máximo número de personas posible y trasladarlas a Chile.

El barco elegido fue el viejo Winnipeg, que paso de transportar a una tripulación compuesta normalmente por veinte personas a albergar un pasaje de dos mil trescientos refugiados.

viajando-el-winnipeg-pablo-L-iLLZYS

Partió del puerto francés de Trompeloup-Pauillac en Agosto de 1939 y esa noche Pablo escribe:
“Que la crítica borre toda mi poesía, si le parece.
Pero este poema, que hoy recuerdo, no podrá borrarlo nadie.”

viajando-el-winnipeg-pablo-L-5nt0KD

Tras un mes de travesía, atracó el tres de septiembre en el puerto de Valparaíso y al día siguiente desembarcaron los refugiados y fueron recibidos por las autoridades.

Su vida empezaba de nuevo, lejos de su patria y a salvo…

viajando-el-winnipeg-pablo-L-Ho8F3a

Gracias Pablo…probablemente tu poema más bello…

viajando-el-winnipeg-pablo-L-M08u8D
En memoria de Ricardo Eliécer Neftalí Reyes Basoalto
(Pablo Neruda)
(Parral, 12 de julio de 1904 – Santiago de Chile, 23 de septiembre de 1973).

robinjulandia mapa

Música

“Brothers in arms “(Dire Straits). Vídeo de elapetocho1.

Frase

“Algún día en cualquier parte, en cualquier lugar indefectiblemente te encontrarás a ti mismo, y ésa, sólo ésa, puede ser la más feliz o la más amarga de tus horas.” - Pablo Neruda

Fotos

“Pablo y Federico”, “Pablo Neruda”, “Winnipeg”, “Travesia del Winnipeg”, “Supervivientes del Winnipeg. Año2009”,”Pablo Neruda”

  • killo me sigues sorprendiendo gratamente!! voto por año sabático y sorpresa con libro ya!! ánimo yo me encargo de fomentarlo con el boca a boca!! En serio tio…nos estamos perdiendo algo muy interesante!

    • yo también voto por año sabático!!!gracias, gracias, gracias!!!

  • Viajes De primera

    “La poesía es siempre un acto de paz. El poeta nace de la paz como el pan nace de la harina (…) Ese gobierno del Frente Popular de Chile decidió enviarme a Francia,a cumplir la más noble misión que he ejercido en mi vida: la de sacar españoles de sus prisiones y enviarlos a mi patria (…) Aquel trabajo intenso y dramático, al borde mismo de la Segunda Guerra Mundial, era para mí como la culminación de mi existencia. Mi mano tendida hacia los combatientes perseguidos significara para ellos la salvación y les mostraba la esencia de mi patria acogedora y luchadora… ” Confieso que he vivido; memorias de un poeta, Pablo Neruda

    • Amen. Y que poco reconocido está Javier….

  • Pingback: Isla Negra, el barco en tierra de Pablo Neruda | Viajes y fotografía()